10 Versículos Para Cuando No Puedes Dormir

10 Versículos para cuando no puedes dormir

Muchos de nosotros hemos estado ahí.

Mitad de la noche. La oscuridad rodea. Las estrellas brillan intensamente. Todo está en silencio. Todos deben estar en paz. Excepto por un problema. No podemos dormir.

Los pensamientos se arremolinan, las ansiedades presionan con fuerza. La paz se siente muy lejos. El miedo parece ser más grande en la oscuridad. Es difícil ver o pensar con claridad. Demasiadas cosas pueden mantenernos despiertos.

Despierto por completo. Si has vivido lo suficiente, es posible que te hayas encontrado allí.

Recomendado para ti: Que Hacer En Un Momento De Dificultad O Adversidad

Tal vez los niños te despertaron, o la nueva mascota. Tal vez sea solo un mal sueño. O algo que comiste. Sin embargo, a menudo va mucho más profundo que eso.

La preocupación o el estrés, los problemas de dinero, la pérdida profunda o el dolor pueden robar preciosas horas de sueño.

La enfermedad, o el dolor que podemos enfrentar nosotros o nuestros seres queridos pueden hacer que el verdadero descanso sea una batalla constante.

A veces, incluso el dolor de las relaciones rotas trae una gran pesadez al alma. La falta de perdón, el resentimiento y la ira, hacen que sea difícil apagar nuestros pensamientos y secuencias de comandos ensayadas, para volver a encontrar descanso.

Si te encuentras allí en este momento, o si acabas de atravesar una dificultad difícil y aún luchas con pensamientos llenos de miedo o sentimientos abrumadores en la noche

Aquí hay algunos versículos que pueden ayudar a traer vida, sanación y paz una vez más:

El que mora en el refugio del Altísimo morará a la sombra del Todopoderoso. Diré al SEÑOR: «¡Mi refugio y mi fortaleza, Dios mío, en quien confío!» Él te cubrirá con sus plumas, y debajo de sus alas encontrarás refugio…

Finalmente, hermanos y hermanas, lo que sea verdadero, lo que sea noble, lo que sea correcto, lo que sea puro, lo que sea encantador, lo admirable, si algo es excelente o digno de alabanza, piense en tales cosas … y el Dios de la paz será con usted.

Vengan a mí, todos ustedes que están cansados ​​y agobiados, y les daré descanso. Toma mi yugo sobre ti y aprende de mí, porque soy amable y humilde de corazón, y encontrarás descanso para tus almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera.

En paz me acostaré y dormiré; solo por ti, oh Señor, hazme habitar en paz.

En el arrepentimiento y el descanso es su salvación, en la tranquilidad y la confianza es su fuerza…

Pero busca primero su reino y su justicia, y todas estas cosas también te serán dadas. Por eso no te preocupes por el mañana…

De la misma manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. «No sabemos por qué debemos orar, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros a través de gemidos sin palabras.

No se preocupe por nada, pero en cada situación, con oración y petición, con acción de gracias, presente sus peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que trasciende todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.

Acércate a Dios y Él se acercará a ti

El Señor es mi pastor, nada me falta;
en verdes pastos me hace descansar.
Junto a tranquilas aguas me conduce;
me infunde nuevas fuerzas.
Me guía por sendas de justicia
por amor a su nombre.
Aun si voy por valles tenebrosos,
no temo peligro alguno
porque tú estás a mi lado;
tu vara de pastor me reconforta.
Dispones ante mí un banquete
en presencia de mis enemigos.
Has ungido con perfume mi cabeza;
has llenado mi copa a rebosar.
La bondad y el amor me seguirán
todos los días de mi vida;
y en la casa del Señor
habitaré para siempre.

Recomendado para ti: Como Aplicar El Salmo 23 A Su Vida

También te podría gustar...