DOCTRINAS DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ (2da Parte)

Russell decía que Jesucristo no nos daba la vida eterna, sino una segunda oportunidad.

SALVACIÓN SEGÚN TESTIGOS DE JEHOVÁ

Entres sus doctrinas, Russell decía que Jesucristo no nos daba la vida eterna, sino una segunda oportunidad. Es decir que él pensaba que esa segunda oportunidad se daba en la reencarnación. Esta es una doctrina que no aparece en la Biblia.

Y…¿Que dice la Biblia?

Y así como está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio
Hebreos 9: 27

Russell también enseño, según sus libros, que Jesús solo expiaba el pecado de Adán y que nadie puede nacer de nuevo antes de la resurrección de entre los muertos.

También decía que la sa salvación se obtenía trabajando en esta vida por medio de las obras.

Veamos que dice la Biblia

Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida.
Juan 5: 24

Como levantó Moisés la serpiente en el desierto, así también tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.
Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.
Juan 3: 14 – 16

Le respondió Jesús:
—De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.
Nicodemo le preguntó: —¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer? Respondió Jesús: —De cierto, de cierto te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que nace de la carne, carne es; y lo que nace del Espíritu, espíritu es.
Juan 3: 3 – 6

Esto nos muestra que es necesario nacer de nuevo, en agua que es la palabra de Dios.

Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra
Efesios 5: 26

Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo
Tito 3: 5

Pues habéis renacido, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.
I Pedro 1: 23

Luego de que se nace por la palabra de Dios, e nace en espíritu, que es el momento en que el Espíritu de Dios entra a morar en nuestra vida, en nuestros cuerpos.

Entonces así como se nace en la carne de dos seres, hombre y mujer, en el esppiritu para nacer se necesita la Palabra y el Espíritu.

Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró ama también al que ha sido engendrado por él.
I Juan 5. 1

Esto no quiere decir que todos los que creen son salvos, sino los que lo reciben realmente en su corazón y el Espíritu morando en el cuerpo traerá el fruto que son las obras.

¿Pero quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras está muerta? Así como el cuerpo sin espíritu está muerto, también la fe sin obras está muerta.
Santiago 2: 20, 26

Según ellos hace falta la revista La Atalaya o Watch Tower Bible para poder entender la Biblia.




Los testigos de Jehova también enseñan que cuando se muere, el alma queda dormida y que hay un lapso de tiempo entre el sueño y el día de la resurrección. Lo llaman el estado intermedio de las almas.

Que los malos tendrán una segunda oportunidad después de la muerte en el transcurso del milenio.

En Lucas 16: 19 -28 vemos el castigo al pecador y el consuelo del que es salvo. También en ese mismo pasaje vemos que los condenados verán y gritarán, entonces no estarán durmiendo y sentirán sed y son atormentados y recordarán todas las cosas.

El rico y Lázaro

Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.
Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas,
y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.
Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.
Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.
Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.
Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.
Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,
porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.
Lucas 16:19-28

También Russell dijo que no podían votar, ni ocupar cargos del gobierno porque según ellos todos los gobiernos son del diablo.

Pero ¿Que dice la Biblia?

Sométase toda persona a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no provenga de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo.

¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno y serás alabado por ella, porque está al servicio de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme, porque no en vano lleva la espada, pues está al servicio de Dios para hacer justicia y para castigar al que hace lo malo. Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia, pues por esto pagáis también los tributos, porque las autoridades están al servicio de Dios, dedicadas continuamente a este oficio. Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto; respeto; honra.
Romanos 13: 1 – 7

Dinos, pues, qué te parece: ¿Está permitido dar tributo a César, o no?
Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo:
—¿Por qué me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo.
Ellos le presentaron un denario. Entonces les preguntó:
—¿De quién es esta imagen y la inscripción?
Le dijeron:
—De César.
Y les dijo:
—Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.
Mateo 22: 17 – 21

Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos a toda buena obra. Que a nadie difamen, que no sean amigos de contiendas, sino amables, mostrando toda mansedumbre para con toda la humanidad.
Tito 3: 1

Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma. Mantened buena vuestra manera de vivir entre los gentiles, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.
Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, ya a los gobernadores, como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien. Ésta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos.
I Pedro 2: 11 – 15

Encuentra la primera parte de este estudio AQUÍ.

__________________

© muchasPredicas.com

También te podría gustar...