CORONAVIRUS. QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DE LA ENFERMEDAD?

SOBRE LOS ANIMALES QUE PODRÁN COMER Y LOS QUE NO

El Señor les ordenó a Moisés y a Aarón que les dijeran a los israelitas:

“De todas las bestias que hay en tierra firme, estos son los animales que ustedes podrán comer: los rumiantes que tienen la pezuña partida en dos. Hay, sin embargo, rumiantes que no tienen la pezuña partida. De esos animales no podrán comer los siguientes:

El camello, porque es rumiante, pero no tiene la pezuña partida; este animal será impuro para ustedes.

El conejo, porque es rumiante, pero no tiene la pezuña partida; este animal será impuro para ustedes.

La liebre, porque es rumiante,[b] pero no tiene la pezuña partida; este animal será impuro para ustedes.

El cerdo, porque tiene la pezuña partida en dos, pero no es rumiante; este animal será impuro para ustedes.

»No comerán la carne ni tocarán el cadáver de estos animales. Ustedes los considerarán animales impuros.

De los animales que hay en las aguas, es decir, en los mares y en los ríos, ustedes podrán comer los que tengan aletas y escamas. 10 En cambio, considerarán inmundos a todos los animales de los mares y de los ríos que no tengan aletas ni escamas, sean reptiles u otros animales acuáticos. 11 No comerán su carne, y rechazarán su cadáver, porque ustedes los considerarán animales inmundos. 12 Todo animal acuático que no tenga aletas ni escamas será para ustedes un animal inmundo.

13 Las siguientes aves ustedes las rechazarán y no las comerán, porque las considerarán animales inmundos: el águila, el quebrantahuesos, el águila marina, 14 toda clase de milanos y gavilanes, 15 toda clase de cuervos, 16 el avestruz, la lechuza, toda clase de gaviotas, 17 el búho, el avetoro, el cisne, 18 la lechuza nocturna, el pelícano, el buitre, 19 la cigüeña, toda clase de garzas, la abubilla y el murciélago.

Recomendado para ti: Cada Creyente se Enfrenta en algún Momento al Mar Rojo

Se cree que la fuente del virus COVID-19 es animal.

20 A todo insecto alado que camina en cuatro patas lo considerarán ustedes un animal inmundo. 21 Hay, sin embargo, algunos insectos alados que caminan en cuatro patas y que ustedes podrán comer: los que además de sus patas tienen zancas para saltar, 22 y también toda clase de langostas, grillos y saltamontes. 23 Pero a los demás insectos alados que caminan en cuatro patas ustedes los considerarán animales inmundos.”

ÉXODO 15 VERSÍCULO 26

Les dijo: “Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud”.

LEVÍTICO 26 VERSÍCULO 14 AL 16 

14 Si ustedes no me obedecen ni ponen por obra todos estos mandamientos, 15 sino que desprecian mis estatutos y aborrecen mis preceptos, y dejan de poner por obra todos mis mandamientos, violando así mi pacto, 16 entonces yo mismo los castigaré con un terror repentino, con enfermedades y con fiebre que los debilitarán, les harán perder la vista y acabarán con su vida. En vano sembrarán su semilla, porque se la comerán sus enemigos. 

LEVÍTICO 26 VERSÍCULO 34 AL 35

New York. E.E.U.U. Una de las ciudades más afectadas por el coronavirus en este país.

34 Entonces la tierra disfrutará de sus años sabáticos todo el tiempo que permanezca desolada, mientras ustedes vivan en el país de sus enemigos. Así la tierra descansará y disfrutará de sus

En diversas partes del mundo, reportan actividad de algunas especies de animales tomándose las calles solitarias del mundo.

sábados. 35 Mientras la tierra esté desolada, tendrá el descanso que no tuvo durante los años sabáticos en que ustedes la habitaron.

Bogotá, Colombia. Avenida Principal durante la cuarentena.

LUCAS 10 VERSÍCULO 9

Sanen a los enfermos que encuentren allí y díganles: “El reino de Dios ya está cerca de ustedes”. 

SANTIAGO 5 VERSÍCULOS 13 AL 16

13 ¿Está afligido alguno entre ustedes? Que ore. ¿Está alguno de buen ánimo? Que cante alabanzas. 14 ¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. 15 La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y, si ha pecado, su pecado se le perdonará. 16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

PROVERBIOS 13 VERSÍCULO 12

12 La esperanza frustrada aflige al corazón;
    el deseo cumplido es un árbol de vida.

Recomendado para ti: Qué hacer en un momento de dificultad o adversidad?

También te podría gustar...