Julio Melgar: Un hombre que enseño a adorar al Padre en todo tiempo.

El salmista Julio Melgar partió a la presencia del Señor el Viernes 19 de Abril, esto se anuncio en las redes sociales. Lo mas sorprendente de su familia es la fortaleza que han tenido para afrontar todo el proceso de su enfermedad hasta su muerte.

Sin embargo una de sus hijas cuenta una impactante experiencia, una visión que tuvo ella aquí la relatamos:

«No hay palabras que puedan describir lo que siento, ni palabras que puedan describir a mi papá.

Lo que si se, es que el era una persona transparente.

Y lo que ustedes podían aprender de el era lo que nosotros veíamos a diario en él».

Sin duda era un hombre integro para con Dios y los hombres. Continua su hija:

«Desde que tengo memoria, siempre estuve aprendiendo de mi papá.

Y me siento privilegiada de a haber sido escogida para ser su hija.

Aprendimos a ver milagros todos los días, podía ver a Dios de una forma personal en este proceso, extrañare escucharlo cantar a la media noche».

Dios preparando el corazón de su familia para partir a su presencia

«Quiero compartirles esta experiencia que tuve con mi papa la noche antes de que se nos adelantara su muerte.

Dios nos puso en nuestro corazón el adorar constantemente en la mañana, al medio día, en la tarde y en la noche.

Y en una de esas noches mi cuerpo se empezó a sentir muy tenso, a sentir una desesperación en mi corazón y un miedo.

E inmediatamente sentí que era algo espiritual.

Salí con mi familia y les pedí que por favor me dieran un tiempo con mi papá a solas, y ellos lo hicieron.

Estaban orando en lenguas e intercediendo porque sabíamos que algo iba a hacer Dios en esa noche.

Esa noche me metí en el cuarto con él.

En el momento que toque su cuerpo es como si nos hubiésemos puesto en un mismo canal.

Y yo sentía esa tensión y esa desesperación era todo lo que él sentía.

Dios me permitió orar por él y adorar y fue algo sobrenatural».

Encuentro con Dios

«Veía un mundo repleto de ángeles y un lugar y una dimensión que no les puedo explicar.

En ese momento yo supe que mi papa estaba pasando a una nueva etapa y se estaba graduando de algo.

En ese momento entro mucho gozo en mi corazón y empece a reírme.

Al verlo a los ojos sentí que el se estaba riendo conmigo y el se estaba gozando.

Toda esa tensión se fue y era tanta la presencia de Dios que me tire al suelo».

Llenando el corazón de la familia melgar con la paz que sobrepasa todo entendimiento

«Y para nosotros ha sido lo que ha traído paz.

Es saber de que Dios ama mas a mi papá de lo que nosotros lo podemos amar a él, clamamos por un milagro y lo obtuvimos porque el esta bien.

A pesar de que el dolor pudiera ser mucho él siempre decía Dios es bueno.

Y hoy aunque me duela les puedo decir Dios es bueno.

Les quiero compartir:

Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;

2 corintios 4:17

Sabemos que esto no es el fin y seguiremos viendo la gloria de Dios. Gracias»

Estas fueron las palabras mas emotivas de una de sus hijas, se le veía llena de esperanza que solo Cristo puede dar.

Recomendado para ti: Mi Encuentro Con La Muerte

También te podría gustar...