Oraciones De Madres Por Sus Hijos

 Como madre, sabes cuánto confían tus hijos en ti en todos los aspectos de la vida de tu familia.

Ese conocimiento a veces puede ser abrumador, ya que hay mucho que puedes hacer incluso cuando estás haciendo tu mayor esfuerzo por la maternidad.

Afortunadamente, no hay límite para lo que Dios puede hacer por sus hijos a través de ti. Nunca debe preocuparse por cumplir con demasiadas responsabilidades cuando hace de la oración una alta prioridad.

Cuando confías en Dios a través de la oración, su fortaleza te dará poder y fluirá a través de tu vida hacia las vidas de tus hijos.

Así que conviértete en una guerrera de oración de fortaleza espiritual para tus hijos.
Así es cómo:

El Papel De La Madre Como Guerrera De Oración

Cualquier mujer, que tiene el honor bendecido de dar a luz a un niño, tiene la responsabilidad inmediata de cuidar físicamente a ese niño lo mejor que pueda.

Pero para una madre cristiana, una que conoce personalmente al Señor Jesús como su Señor y Salvador, esta responsabilidad también se extiende al reino espiritual.

Iniciando en la concepción, esta madre tiene el deber y la obligación de “pararse en la brecha” para su hijo. Ella tiene la bendita oportunidad de interceder por su hijo en oración.

Primero, y ante todo, es la necesidad de que cada madre cristiana mantenga su propio caminar cristiano con Dios, esforzándose diariamente en leer su Palabra, buscar su rostro y vivir para él.

Con su Salvador primero en su vida, le dará la gracia y la sabiduría para no “seguir [su] espíritu”, sus propios deseos y comodidades carnales, sino más bien, hacer de su familia una prioridad.

Al buscar poner a Cristo primero, ella también verá signos evidentes de su presencia y funcionamiento. En lugar de “no haber visto nada”, tendrá el estímulo de ser testigo del testimonio de primera mano de su liderazgo divino en su propia vida.

Cuando nosotros, nosotros mismos, estamos en lo cierto con el Señor, entonces podemos “compensar la cobertura de nuestros hijos” a través de oraciones de intercesión en su nombre.

Debemos orar por su salvación personal, por la bendición de Dios en sus vidas, para que el Señor “los llene con el conocimiento de su voluntad” (Col.1: 9), por su dirección y guía divinas, y por sus brazos protectores y mantenlos alejados del mal y del daño.

Al buscar poner a Cristo primero, ella también verá signos evidentes de su presencia y funcionamiento

Si no “paramos en la brecha” para nuestros hijos, ¿quién lo hará? Dios nos encomendó a nuestros hijos que criásemos en la “crianza y amonestación del Señor”, para equiparlos para la batalla espiritual, para traer honor y gloria a Su nombre.

Del mismo modo que no podemos “estar en la batalla” sin la armadura de Dios, tampoco lo pueden hacer nuestros hijos. Antes de que sus ojos estén abiertos a la comprensión de que Dios no es solo su Creador, sino que también es su Salvador, no están equipados para el poder de Satanás:

“Tu adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor, buscando a quién puede devorar “. (I Pedro 5: 8).

¡Dios está realmente atento a las oraciones de una madre amorosa y atenta! Su oído atento siempre está disponible para la mujer “que debe cubrir el seto, y pararse en el hueco delante de [Él]” (Ez 22:30) para sus hijos…

No permitamos que nuestro legado eterno a nuestros hijos sea uno de

“¡Ay!” – “Y busqué una [mujer] entre ellos … pero no encontré ninguno” (Ez.22: 30).

Más bien, esfuércense por la recompensa y la alegría de haber sido un intercesor: “Porque esto es bueno y aceptable a los ojos de Dios nuestro Salvador” (I Timoteo 2: 3).

TE PODRÍA INTERESAR: 5 Áreas De Tu Vida A Las Que Satanás Quiere Entrar

Una oración de mamá por el futuro de su hijo:

Padre, eres poderoso para mantener el futuro en tus manos. La dirección de nuestras vidas no es más predecible para nosotros que las vidas de nuestros hijos. Confiamos en ti con todo eso y te alabamos por la forma perfecta en que has diseñado cada vida humana.

Te alabamos por bendecirnos con la maternidad, y por la manera intencional en que madura nuestra fe en Ti. Tu mano que todo lo sabe reúne a las familias en Tu tiempo y voluntad, lo cual es perfecto e inmutable.

No hay amor que sea accidental o fuera de tu voluntad, porque eres amor. Cada niño, cada persona fue creada a propósito y con un propósito. Te alabo porque participamos en la mejor historia de amor de todos los tiempos.

Gracias por nuestros hijos. Nos bendices de maneras que nuestros corazones saben pero nuestras cabezas no tienen sentido. La gracia de perdón en nuestros corazones para nuestros hijos es solo un hilo del amor que tienes por nosotros … y por ellos.

Ayúdanos a recordar que tu amas a nuestros bebés antes que nosotros e infinitamente más que nosotros. Podemos confiar en ti con sus vidas, y pedir la fuerza de tu Espíritu Santo para ayudarnos a llevarlos a Tus amorosos brazos.

Perdónanos por nuestra tensión humana de impaciencia, control, preocupación y ansiedad. Las mismas cosas que tratamos de evitar que nuestros hijos sufran a veces suceden de todos modos, y eso es algo muy difícil de entender.

Te pedimos que nos ayudes a confiar más en ti. Bendice nuestros corazones con gran fe, pasos diarios de obediencia y vidas llenas de confianza evidente en Tu amor.

Bendícenos con el amor recíproco de nuestros hijos. Ayúdanos a amarlos en todas las circunstancias con una apología adecuada y una disciplina firme. Que el amor que mostramos por ti sea evidente para ellos.

Bendice nuestras vidas para sostener Tu verdad y el testimonio de Tu Hijo – Nuestro Salvador – Jesús, lo mejor que podamos en esta tierra. Envía tu Espíritu para ayudarnos a recordar Tu Palabra, y aplícarla desde los lugares escondidos de nuestros corazones, para dirigir a nuestros hijos en la dirección correcta. En el nombre de Jesús, Amén.

Una oración para tus hijos

“Encomienda tu camino al Señor, confía también en Él, y Él lo hará” ( Salmo 37: 5).

Dios está en control. Cuando oras, lo sueltas para hacer lo que solo Él puede hacer en la vida de tu hijo. Y cuando ores, Él puede moldear tu estilo de crianza para que puedas hacer lo que Él te ha llamado a hacer al criar a tu hijo.

Señor, libero a mis hijos a Tu cuidado y protección, y renuncio a mi voluntad a favor de Tu voluntad. Sé que no puedo ir a donde vaya mi hijo, pero sé que tú sí.

Por favor protégelos. Danos sabiduría sobre cómo criar bien. Danos paz en Tu bondad hacia nuestros hijos y tu amor por nosotros. En el nombre de Jesús, Amén.

Una oración para buscar a Dios primero

En Mateo 6:33, Jesús les dijo a sus seguidores:

“buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

A medida que lo buscamos a Él y Sus propósitos por encima de todo, nuestras vidas serán priorizadas y no seremos presa de actividades inútiles, obsesiones sin sentido y sirviendo involuntariamente al dios de sí mismo, todo lo cual, nuestros hijos no querrán estar alrededor.

Señor, ayúdame a buscarte, y a tus propósitos, por encima de cualquier otra actividad en la vida. Puedo distraerme fácilmente con lo temporal pero mantenerme enfocado en lo eterno.

Ayúdame a no solo hablar de una relación contigo, sino realmente vivirla en mis prioridades y acciones diarias.

Aunque hay cosas que quiero para mi familia, sobre las que puedo insistir, tu estás consciente de todas ellas, y tu Palabra promete que cuando te ponemos primero, te encargarás de todo lo demás, de acuerdo con tu sabiduría y lo mejor para nosotros, ayúdame a creerlo de verdad y a vivir de acuerdo contigo, para que mis hijos depositen también su confianza en Ti.

RECOMENDADO PARA TI: 6 Razones Por Las Que Las Mujeres Deberían Estudiar Teología

Una oración para proteger tu boca

Señor, “No dejes que salga de mi boca ninguna palabrería, sino solo lo que sea útil para edificar a otros según sus necesidades, para que beneficie a los que escuchan” (Efesios 4:29, NVI).

Señor, no quiero que mis hijos detecten un espíritu crítico en mí, o celos, o incluso falta de fe o descontento. Entonces, cuídame la boca para no hablar críticamente de nadie.

Y cuando se trata de cómo abordar, y corregir, a mis hijos, ayúdame a construirlos en lugar de derribarlos.

Cuando cometen errores o fallan miserablemente, ayúdame a discernir cuándo necesitan amor, gracia y perdón en lugar de una conferencia sobre lo que deberían haber hecho de manera diferente.

Una oración para dejar de preocuparse

La Escritura instruye:

“No te preocupes por nada; en cambio, ora por todo. Dile a Dios lo que necesitas y agradécele por todo lo que ha hecho. Entonces experimentarás la paz de Dios, que excede cualquier cosa que podamos entender. Su paz guardará sus corazones y mentes mientras viva en Cristo Jesús “( Filipenses 4: 6-7 , NTV).

Señor, ayúdame a no preocuparme por nada, sino a que, de inmediato, ore por todo lo que me preocupa acerca de mis hijos y cualquier otra cosa. Quiero experimentar Tu paz que excede cualquier cosa que podamos entender.

Mientras demuestro esa paz, mis hijos verán que realmente confío en Ti con todo y mi fe no es solo una “charla” sino un paseo en la vida real.

Al orar sobre lo que de otra manera me preocuparía, les estoy enseñando a mis hijos a ir a Ti en oración en lugar de preocuparte también. Y Señor, ayúdame a no esconderme y orar acerca de lo que me preocupa, sino a orar en voz alta, a veces, para que mis hijos vean que mi modo predeterminado es llevarlos a Dios en oración en vez de voltearse, enloquecer o preocuparse.

Una oración por la sabiduría en la crianza de los hijos

Al ser padres, puedes vivir una vida de oración. Puedes ser padre de los recursos del cielo. La habilidad de crianza más importante que puedes perfeccionar es cómo vivir sincronizado con el corazón de Jesús. “El que teme al Señor tiene una fortaleza segura, y para sus hijos será un refugio” ( Proverbios 14:26 ).

A medida que creces en Cristo, tus descendientes serán los beneficiarios. Sus hijos se enriquecerán porque su corazón está conectado con el corazón de Jesús.

Sus hijos tendrán la ventaja de ser separados del Almacén de toda sabiduría ( Colosenses 2: 3 ). El mejor consejo para padres que puedo dar es este: Live sincronizado con el corazón de Jesús.

Jesús, te busco la sabiduría que necesito en cualquier momento. Lo que me toma por sorpresa no te toma por sorpresa. Siempre está listo para hacer un depósito directo de tu corazón al mío. Enséñame a vivir de manera sincronizada con Tu corazón, que los recursos del cielo están siempre a mi disposición. Amén.

Una oración por tu hijo pródigo

Crea en mi hijo un corazón puro, oh Dios, y renueva un espíritu firme dentro de él / ella (Salmo 51:10) Aunque has hecho mi hijo ver problemas, muchos y amargos, restaurarás la vida de mi hijo otra vez; desde las profundidades de la tierra volverás a traer a mi hijo .

Aumentarás el honor y la comodidad una vez más (Salmo 71: 20-21) Gracias porque tu palabra dice que estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente ni el futuro, ni los poderes, ni la altura, ni la profundidad, ni ninguna otra cosa en toda la creación, podrán separar a mi hijo del amor de Dios que está en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Una oración para ayudar a sus hijos a amar la Palabra de Dios

Comienza buscando al Señor hoy. Lee Su Palabra todos los días. Conéctate con tu iglesia. Haz que la Palabra de Dios sea una parte necesaria de su vida diaria y observe cómo renueva hoy su hambre y su sed.

Permita que sus hijos sean parte de ese proceso. Permíteles ver la importancia y el gozo de la Palabra de Dios en tu vida. Por la gracia de Dios, que aprendan a apoyarse en Dios y desarrollar un amor creciente por Él y por Su Palabra.

Señor, ayúdame a abrazar tu Palabra. Pero, sobre todo, ayúdame a vivirlo.

Ayúdame a ser el tipo de padre que inspirará a mis hijos para complacerte, porque eso es lo que ven que se vive en mi vida.

En el nombre de Jesús, Amén.

RECOMENDADO PARA TI: Las 5 Mejores Películas Cristianas Del 2017 Para Ver En Familia

Una oración de esperanza en las cosas difíciles

“Tenemos esta esperanza como un ancla para el alma, firme y segura.” Hebreos 6:19

Querido señor,

Estoy luchando con la incertidumbre. Ansío la seguridad, pero todo parece tan frágil: las relaciones, las circunstancias y la vida. Me asusta ver a mi hijo roto.

Quiero solucionar este problema en su vida, pero no puedo. Me estoy dando cuenta del poco control que tengo y de lo desesperadamente que te necesito.

Te alabo, Dios, por ser una roca. Nunca cambias, y esa es mi comodidad. Sé que el juicio de hoy es solo una parte de la historia de mi hijo, no el final de su historia.

Sé que tienes un gran plan para él, uno que finalmente puede sacarle provecho a esta lucha y convertir su dolor en alegría.

Pondré mi esperanza en Ti y me aferraré a Tus promesas. Aunque el mundo es incierto, estoy seguro de que tienes el control.

Gracias por la esperanza del cielo que recibimos a través de Jesús. Rezo para que su luz brille intensamente en esta temporada oscura para guiarnos a mí y a mi hijo hacia ti.

En el nombre de Jesús, rezo. Amén.

Fuente: CrossWalk

 

También te podría gustar...