3 Maneras De Saber Si Una “Puerta Abierta” Es De Dios

El hecho de que se presente una oportunidad que sea atractiva, no necesariamiente significa que sea de Dios.

De esta manera, el hecho de que una puerta abierta nos parezca un poco incierta, tampoco significa que no deba atravesarla.

El punto clave es saber discernir si una oprotunidad verdaderamente es una puerta abierta de Dios.

No debemos perdernos esas puertas abiertas solo porque tenía miedo a atravesarlas.

Pero tampoco quiero aprovechar cada oportunidad que surja, suponiendo que sea de la mano de Dios y tengas sus bendiciones adjuntas.

Hablamos sobre la fe y el coraje para cruzar una puerta que Dios nos tiene abierta, incluso si no estamos exactamente seguros de lo que hay del otro lado.

Pero también tenemos la pregunta ¿como puedes saber si Dios es el que está abirendo la puerta?

La Biblia nos da algunos principios para ayudarnos a discernir si una “puerta abierta” u oportunidad es realmente de Dios.

LEE TAMBIÉN: ISRAEL CLAMA Y SUS ORACIONES SON RESPONDIDAS

1. La puerta que Dios abre nunca contradice su palabra.

Muchos cristianos ven oportunidades de ganar más dinero como una puerta abierta de parte de Dios, a pesar de que la oportunidad significa un trabajo que los mantendrá alejados del compañerismo o servicio en su iglesia.

Sin embargo, la palabra de Dios nos dice que no desuidemos reunirnos para adorar.

Hebreos 10: 25

No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aque día se acerca.

Algunas mujeres me han dicho que creen que Dios les abrió la puerta a una relación de noviazgo, a pesar de que eso significaba estar en una situación en la que estaban “unidas injustamente” con un incrédulo, sobre lo cual las Escrituras también advierten,

2 Corintios 6: 14

No os unaís en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿que compañerismo tiene la justicia con la injusticia?¿Y que comunión la luz con las tinieblas?

Dios no lo guiará a una oportunidad que contradiga lo que claramente dice en Su Palabra.

Tampoco abrirá una puerta que requiera compromiso personal o desobediencia para que usted pueda ingresar.

Como seres humanos, propensos al pecado, tenemos una excelente manera de convertir un mandato claro de Dios y justificarlos por nuestras circunstancias, pero esa no es la forma en que Dios trabaja.

Si hay un compromiso de alguna manera, o tenemos que doblegar las Escrituras para justificar nuestra “puerta abierta”, entonces es probable que no sean una puerta que Dios nos abre.

Yo llamaría cualquier cosa que contradiga Su Palabra una tentación en vez de una puerta abierta de Dios. Y la Palabra de Dios dice que claramente Dios no nos tienta.

Santiago 1: 13 – 14

Cuando algunos es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie;

Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.

LEE TAMBIÉN: DOS ERRORES A EVITAR AL ENFRENTARSE A LA TENTACIÓN

2.  La Puerta que Dios abre será acompañada por la confirmación

En Mateo 18: 15 – 16, Jesús presentó instrucciones para enfrentar el pecado entre los creyentes diciendo:

“Pero si no quieren escuchar lleven uno o dos más, apra que todo asunto se establezca con el testimonio de dos o tres testigos”.

Creo que lo mismo se aplica cuando se tra de que Dios conrime algo en su Palabra.

A menudo confirmará o establecerá un asunto por “dos o tres testigos” ya sean versículos de la Palabra de Dios, consejos de un pastor o una persona respetada que se basa en las Escrituras, o una circunstancia no comprometedora que continúe presentándose sí mismo.

A través de la oración, el discernimiento y la búsqueda de un consejo piadoso, usted debería ser capaz de decir si esa “puerta abierta” y sus confirmaciones provienen realmente de Dios.

3. El Dios de la puerta se abrirá requerirá que dependas de él

Dios no nos dará algo que nos separe de él o nos haga creer que ya no lo necesitamos.

Él es un Dios de relación, y un Dios que insiste en ser el primero en nuestras vidas (Mateo 6:33).

Por lo tanto, si te encuentras diciendo “No puedo hacer esto a menos que Dios vaya antes que yo”, o “Puedo hacer esto, pero solo con la ayuda de Dios y mi liderazgo”, diría que, en mi experiencia personal, es probable que algo sea Dios llamándote a hacer.

Hebreos 11: 6 dice: “Y sin fe es imposible agradar a él , porque el que se acerca a Dios crea que le hay, y que él es galardonador de los que lo buscan”

Muchas veces una “puerta abierta” de Dios es la que permite que nuestra fe sea estirada y fortalecida. Después de todo, ese es el objetivo de Dios para nosotros: crecer en fe y en Cristo semejanza.

Aproveche su oportunidad o “puerta abierta” a Dios y pida su confirmación, a través de su Palabra y el consejo divino de los demás, y su tranquilidad en la decisión, y puede tener la seguridad de que no está eligiendo simplemente una puerta al azar, pero esté caminando cuidadosamente a través de lo que él quiere que entre.

Recomendado:

Conferencia: “Dios Busca en Nuestros Corazones” del pastor Armando Alducín.

LEE TAMBIÉN: ¿TUVO MIEDO JESÚS DE IR A LA CRUZ POR NOSOTROS?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *