VENCIENDO LA TENTACIÓN

¿Tenemos las herramientas suficientes para enfrentar día a día el mundo que nos rodea?
¿Cómo puede un cristiano resistir tentaciones pecaminosas?

Al momento que una persona llega a ser salva, una gran lucha comienza. Todavía tiene la vieja naturaleza, la pecaminosa naturaleza de Adán, la cual tratará de llevarlo al pecado todo el tiempo.

Pero también él tiene la nueva naturaleza, la vida de Dios, la cual odia el pecado y quiere lograr que hagamos lo recto. Las dos naturalezas luchan una contra otra continuamente. La cuestión es cual vencerá. La respuesta es: “la que alimentemos”.

Soportando las prueba
Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.
Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie;
sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.
Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.
Amados hermanos míos, no erréis.
Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.
El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.

Santiago 1:12-18

Recomendado para ti: Errores a evitar al enfrentarse a la tentación

La Tentación es el deseo de realizar una acción inmediatamente agradable pero probablemente dañina a largo plazo.

¿Cómo podemos vencer ante este deseo?

  • Debemos identificar algunas  zonas de peligro tal vez un estado de ánimo, lugares, tiempos y compañías.

Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.”

1 Corintios 10:12
  • Buscar compañía de otros creyentes

Hijo mío, si los pecadores quieren engañarte,
no vayas con ellos.
Estos te dirán:
«¡Ven con nosotros!
Acechemos a algún inocente  y démonos el gusto de matar a algún incauto;
traguémonos a alguien vivo, como se traga el sepulcro a la gente; devorémoslo entero,como devora la fosa a los muertos.

Obtendremos toda clase de riquezas; con el botín llenaremos nuestras casas. Comparte tu suerte con nosotros, y compartiremos contigo lo que obtengamos». ¡Pero no te dejes llevar por ellos, hijo mío! ¡Apártate de sus senderos! Pues corren presurosos a hacer lo malo; ¡tienen prisa por derramar sangre!

Proverbios 1:10-16
  • Vigilar, entendemos por vigilar observar algo o a alguien atenta y cuidadosamente.

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

1 Pedro 5:8
  • Huir no es muestra de cobardía, José huyo de entre las manos de la esposa de Potifar y así el venció en la tentación.

y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.

2 Timoteo 2:26

Pasar tiempo en la presencia de Dios,estudia, memoriza, medita y obedece la Palabra de Dios.

¿Con qué limpiará el joven su camino?
Con guardar tu palabra.

Salmos 119:9

De todo mal camino contuve mis pies,
Para guardar tu palabra.

Salmos 119:101
  • Orar sin cesar, no estás solo clama a Dios con pasión, El te dará fuerzas.

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Hebreos 4:16

Te podría interesar: Cómo aplicar el Salmo 23 a tu vida

  • Confesar tus pecados.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

1 Juan 1:9
  • Servir en la iglesia local es una buena manera de mantenerse ocupado.

Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia.

Romanos 6:19
  • Hacer ejercicio sin ahogar las cosas espirituales

porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

1 Timoteo 4:8

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

1 Corintios 6:19-20
  • No alimentes el viejo hombre

Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;
cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia,
en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.

Colosenses 3:5-7
  • Alimenta la nueva naturaleza

Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.
No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,
y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,
donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.
Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;
soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.
Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

Colosenses 3:8-14

Notarás mientras avanzas que liberarse de la tentación no es una experiencia de una vez para siempre sino un proceso continuo de dependencia de Dios. No importa cuan viejo eres o cuanto hayas aprendido sobre la Biblia, todavía estamos en peligro de someternos a la tentación si quitamos los ojos del Señor. ¡Animo!

Te recomendamos: Cada creyente se enfrenta un momento en el Mar Rojo

También te podría gustar...